jueves, 10 de febrero de 2011

Como ganar plata de forma fácil

Durante esta época del año, por la tarde, el sol pega directamente a la ventana que está detrás mío en la oficina. La cierro todos los días. Hoy, antes de cerrarla, me detuve un segundo y observé el paisaje por un rato. Vi que el tráfico no estaba tan pesado y pensé que eso pronto cambiaría, ya que el año escolar está por comenzar, luego vi unos edificios que estaban en construcción y que habían adelantado mucho desde la última vez que le presté atención, vi los carros mal estacionados (en acera pintada de amarillo y con letrero de no se estacione), además de un loco estacionado frente al hidrante y justo cuando comencé a bajar la cortina lo vi.

Un señor que pide dinero, desde que tengo memoria, en el semáforo de punta pacífica, el que está enfrente al hospital y multiplaza. Este señor siempre está vestido en camisa y pantalones cortos y una de sus piernas está inflamada al punto que no puede doblar la rodilla, así que tiene que tener toda la pierna estirada.
Siempre tiene una alcancía en la mano.

Esto fue como un chispazo, porque pensé, no entiendo porque este hombre no busca un trabajo en vez de estar pidiendo dinero y luego me contesté, es discapacitado y luego me volví a contestar y eso que tiene! exactamente, ESO QUE TIENE!

Este señor habla perfectamente, tiene sus 2 manos, puede caminar (con dificultad pero puede), no está ciego y mucho menos está sordo! Luego, recordé a un señor que se para en calle 68, san francisco, a pedir dinero también con otra alcancía.

Me parte el alma ver a alguien pidiendo dinero, pero por otro lado, me molesta que son personas que pueden desempeñar un trabajo honesto y ganarse su pan de cada día.
Me recordé de un mail que me llegó hace algunos años, que mostraba de forma cuidadosa como una de estas personas puede ganarse hasta 500 dólares, sin pagar impuestos, solamente pidiendo dinero en un semáforo. Yo ganaba mucho menos que esto en mi primer trabajo!

Entonces, todo vino como de un solo golpe. La gente que pide plata en la calle, es solo un resultado de el paternalismo de esta sociedad. Una de estas personas, prefiere pararse un rato bajo el sol, recoger 12 dólares en limosnas e irse a su casa con algo para comer, o si es un piedrero, con algo para drogarse. Hay tantos trabajos honestos en los cuales podrían ganarse la vida, por ejemplo, limpiando mesas en un restaurante de comida rápida, limpiando baños, recogiendo basura, cortando el jardín, conserjes de un edificio. Son trabajos que alguien puede hacer y no requieren una vasta preparación académica.
Sin embargo, estos individuos han sido malacostumbrados a que las cosas las pueden obtener de esta forma y no tienen de que preocuparse.

Muchos viven gratis en casas condenadas, donde no pagan servicios, no pagan impuestos al gobierno asi que perciben sus ganancias completas y encima, nos cargan a nosotros con sus deudas sociales.

Creo que uno no debe deshumanizarse, pero concientizarse del daño que le hace a la sociedad cuando apadrinan este tipo de conductas. Como es posible que uno siga cargando a estas personas, que consigan un trabajo y generen algo que construya una base solidaria.
La culpa de estas cosas no la tienen ellos, la tenemos nosotros que seguimos aprobando con nuestros actos las conductas de estos mendigos.

Hace unas semanas, salía de alquilar una película del blockbuster de calle 50. No me gusta ir ahí porque siempre hay gente tratando de venderte cosas y ese día la señora me ofrece su producto, lo rechazo y me dice: comprame algo de comer por favor. La tanteo, le pregunto que quiere y me dice: Un combo de KFC de 3 piezas de pollo con pure y soda agrandada. Imagínense mi cara. Me quede helada y luego la miré, tenía el cabello lleno de canas y la cara arrugada, fácil podía tener unos 65 años. Quien le iba a dar trabajo? Le compré una canasta de pollo de 3 piezas, no tenía más efectivo conmigo.

Otra vez, caminaba por la calle y se me acercó un señor, me mostró la barriga, tenia varios quistes y me dice: son tumores, me desahuciaron y necesito plata para comprar mis medicamentos (me muestra una receta del CSS), yo lo miro y le respondo que los saque del seguro, si lo están atendiendo ahí es porque tiene seguro y se los pueden dar gratis, sigo mi camino y me dice, bueno en realidad lo que necesito es dinero para regresar a santiago, que es donde vivo a pasar mis últimos días con mi familia. Seguí mi camino y lo ignoré, este mismo señor se ha pasado varias veces por mi camino, siempre con recetas diferentes, desahuciado y pidienod dinero. Lo peor, hay gente que apadrina esto, porque le dan las recetas y segundo, le siguen dando dinero para que siga viviendo los demás.

La mejor forma de ayudar a nuestra sociedad, no es dandole dinero a la gente en el semáforo, es animándoles a que consigan un trabajo honesto y se ganen las cosas como hacemos nosotros, trabajando duro.

Si, todo este pensamiento ocurrió porque vi al señor de la pierna recta pidiendo plata en un semáforo. Ya cerré mi cortina, pero estoy segura que si la abro, veré a los carros que bajan sus ventanas y le dan algo. Mañana probablemente regrese nuevamente, seguirá ganando su dinero de forma fácil.

1 comentario:

Lex dijo...

Te felicito por tu reflexión.. la verdad comparto tu opinión en este tema.

En mi caso personal siempre trataba de darle algo a estas personas porque creo que es importante ayudar al necesitado, pero como bien dices, dándoles limosna no los estamos ayudando realmente.

No hace mucho leí "La Historia de la Vaca", una historia corta que toca este mismo punto.. te recomiendo que la leas: http://goo.gl/JcnKq